Blog

HomeCarros autoservicioVirtudes de los carros de plástico para supermercados

Virtudes de los carros de plástico para supermercados

Un carro de supermercado de plástico ofrece numerosas ventajas, tanto a los gestores y empleados de la superficie comercial como a los clientes. Y es que este elemento es una pieza clave dentro de estos espacios, puesto que es la principal herramienta de los usuarios para hacer la compra con comodidad. Por este motivo, es importante poner a su disposición carros que presenten unas condiciones óptimas para su manejo y que, además, incorporen las máximas medidas de seguridad.

Estos artículos, habitualmente confeccionados con polipropileno, mantienen su forma a pesar de los impactos. Así, siempre encajan con el resto de carritos autoservicio y todas las ruedas rodarán alineadas con el suelo y entre sí de manera correcta, con lo que se evita el incómodo avance en diagonal típico de los carros con chasis metálico. Otra ventaja reseñable frente a los carritos tradicionales es su peso ligero. De este modo, los clientes pueden desenvolverse con más facilidad por el supermercado.

Este tipo de carros son, asimismo, más duraderos. No se oxidan (son ideales para climas lluviosos) y se calcula que su vida útil es tres veces mayor que la de los carritos metálicos. Además, el índice de robos es mucho menor, puesto que no pueden ser vendidos como chatarra. Otro punto a su favor es que su diseño, basado en las formas curvas y la ausencia de aristas, no provoca desperfectos en el mobiliario ni en las instalaciones del centro comercial cuando se produce un impacto.

Asimismo, se gana en seguridad respecto a los clientes y sus vehículos, puesto que los posibles choques no causarán daños. Los carros de plástico de supermercado permiten ahorrar una gran cantidad de espacio, puesto que son más fáciles de encajar y, por tanto, de almacenar. Así, pueden ponerse a disposición de los clientes más unidades. También es sencillo realizar el transporte en cadena de estos artículos, por lo que los operarios encargados de efectuar esta tarea podrán llevarla a cabo más rápido.

Como ventaja añadida, podemos destacar que los carritos plásticos son silenciosos, con lo que se logra reducir la contaminación acústica en los espacios comerciales. Con esta clase de carros autoservicio, se eliminan las descargas de electricidad estática, una característica muy molesta de los metálicos.

Written by

The author didnt add any Information to his profile yet

Leave a Comment