Blog

HomeBlogConsejos para mejorar la exposición de los productos

Consejos para mejorar la exposición de los productos

Cuando se adquieren expositores para tienda se deben tener en cuenta ciertos aspectos fundamentales. Es el caso de la ubicación de los mismos o de la disposición de los productos en estas estanterías. Un factor que puede parecer tan trivial, en realidad tiene una importante incidencia en los impulsos de compra de los usuarios. Una distribución adecuada de estos elementos puede repercutir notablemente en la predisposición de los clientes para adquirir más productos. De forma contraria, una mala distribución de los productos puede confundir a los clientes e, incluso, llegar a influir negativamente haciendo que el cliente pierda el interés por la compra.

Desde Carttec te presentamos una serie de consejos adecuados para realizar una correcta distribución de los expositores para tienda y de los productos que albergan.

  1. Iluminación: Es un factor de gran importancia, si la iluminación es reducida puede hacer que los productos se vean poco atractivos o sombríos. La luz aporta una visualización de los productos más tridimensional, llama más la atención de los usuarios. En cualquier caso, no sólo tendremos que prestar atención a las luces, sino también cuidar que no se formen zonas de sombra. En el momento de elegir la iluminación adecuada, conviene tener en cuenta que la iluminación por la parte posterior del producto no es nada recomendable. La mejor opción será ajustar las luces a ambos lados del producto.
  2. Diálogo con el cliente: En ocasiones los clientes pueden tener dificultades para encontrar lo que buscan, a veces preguntarán a un dependiente cómo localizarlo, pero otras veces simplemente se irán. Siempre es adecuado preguntar a los clientes si necesitan algo, indagar para saber cómo ha sido su experiencia de compra.
  3. Cómo medir el equilibrio de la exposición: Alcanzar el equilibrio en la exposición no siempre resulta sencillo, habrá que reparar en el tamaño de los productos, los colores y qué papel juegan en la exposición en cuanto a la atención del usuario. Los tamaños deben estar equilibrados, en cuanto a los colores deberán ubicarse aquellos más luminosos en las partes altas y los oscuros en las zonas más bajas.
  4. Estrategia: Los artículos que más se venden conviene colocarlos en las partes más bajas, ya que al pasar por las calles del establecimiento los clientes se fijan más en las zonas altas y medias. De este modo, pueden ver algún producto que no tenían pensado comprar y acabar introduciéndolo en la cesta de la compra. En este sentido, también conviene tener presente que los productos que se ubican cerca del punto de venta se consumen más, ya que fomentan las compras de última hora y alivian esa sensación para todos familiar de “se me olvida algo”.

 

Written by

The author didnt add any Information to his profile yet

Leave a Comment